El Aceite de Oliva Virgen Extra pierde cualidades con el tiempo, pero ¿cuánto dura su Virgen Extra?

El Aceite de Oliva Virgen Extra no es como el buen vino, que mejora con los años, sino todo lo contrario, pierde cualidades con el paso el tiempo. Por lo tanto, surge inevitablemente una pregunta, ¿cuánto dura su cualidad de Aceite de Oliva Virgen Extra?

Aceite de Oliva Virgen Extra

La realidad es que son muchos los factores que entran juego y por tanto, depende.

Señalar en una etiqueta una fecha de consumo recomendado no es suficiente para los clientes. Por ello, a continuación vamos a ver qué características son las responsables de la pérdida de cualidades del AOVE. Además, os sorprenderá que algunas de ellas ¡dependen de nosotros mismos!

Hay varios factores muy importantes para diferenciar el tiempo que permanece su calidad de Virgen Extra, y hay que empezar diferenciando los tipos de Aceites de Oliva y sus propiedades. Por ejemplo, depende de su contenido en antioxidantes, así como en polifenoles. Esto se debe a que son responsables de alargar la vida del Aceite de Oliva Virgen Extra y varía mucho si contienen el doble o el triple de cantidad.

Por otra parte, otro factor que influye es el filtrado. En el caso de los aceites filtrados, en el proceso se elimina el agua procedente de los residuos vegetales así como de cualquier otro residuo de la aceituna. Este proceso se asocia con la frescura del aceite. Si no está filtrado, por tanto, contiene agua y sedimentos que, en contacto con el AOVE, lo deterioran con mayor rapidez. Por ello, el Aceite de Oliva Virgen Extra sin filtrar se recomienda consumirlo en un periodo de tres a seis meses tras la cosecha.

Del mismo modo, si es filtrado, el Aceite de Oliva Virgen Extra puede conservar sus propiedades durante uno o dos años.

Pero no son los únicos factores que afectan, también las condiciones de su almacenamiento. Cuando se encuentran en un almacén, una estantería o una despensa expuesto al sol, especialmente si la botella es traslúcida, o está sometido a temperaturas superiores a 70 grados, y sobre todo y muy especialmente, si entra en contacto con el aire, el AOVE se deteriora con mayor rapidez.

Tras este análisis, las conclusiones sobre el tiempo de durabilidad de sus propiedades Virgen Extra son las siguientes:

  • El Aceite de Oliva Virgen Extra Fresco sin filtrar: de 3 a 6 meses de duración.
  • Con bajo contenido en polifenoles o filtrado: De 1 a 2 años, siempre que no se exponga a la luz, a altas temperaturas o entre en contacto con el aire, en cuyo caso se reduciría de 6 a 12 meses.
  • El Aceite de Oliva Virgen Extra con alto contenido en polifenoles y filtrado: De 18 meses a 3 años. Si se expone a la luz, a altas temperaturas o entra en contacto con el aire, se reduce a 6 meses.

Por lo tanto, de nada sirve una etiqueta que nos recomiende consumir preferentemente antes de una fecha si desconocemos su contenido en polifenoles. Lo que sí sabemos con certeza es que es muy importante seguir las recomendaciones de almacenamiento al igual que consumir el Aceite de Oliva Virgen Extra Fresco lo antes posible, y escoger el tamaño del envase que vayamos a consumir en un periodo de tiempo no muy prolongado para disfrutar siempre de un Aceite de Oliva Virgen Extra con todas sus cualidades.