Al habla con el Doctor Jesús Bernardo García, defensor y experto en el ámbito del Aceite de Oliva

Desde la última década del Siglo XX  estudia los múltiples beneficios para la salud

Uno de los promotores de la iniciativa Desayunos Cardiosalubles en Avilés

Como Médico Nutriólogo, Comunicador, Educador, Conferenciante y Escritor, el Doctor Jesús Bernardo García se perfila como una de las voces más respetadas en el ámbito de la nutrición y la dietética tanto a nivel nacional como internacional. Como estudioso de los beneficios del Aceite de Oliva y uno de los impulsores de este alimento en el ámbito nutricional, colabora desde hace tiempo con la Cofradía del Colesterol Bueno de
Avilés, organismo encaminado a la promoción de hábitos saludables en la sociedad, que junto al Ayuntamiento de la ciudad y la Oleoteca La Chinata del municipio han relanzado la iniciativa “Desayunos Cardiosaludables”, encaminada a la promoción de los efectos beneficiosos para la salud de unas buenas costumbres alimenticias entre los más jóvenes.

Una iniciativa con solera

Estuvimos desarrollando la iniciativa  en la década de los 90 y la retomamos en el año 2000 en colaboración con la Cofradía del Colesterol Bueno de Avilés” relata el Doctor quién, grosso modo, calcula que alrededor de “17.500 alumnos han asistidos a nuestras conferencias. Las generaciones van creciendo y nuestro objetivo es seguir apoyando y enseñando a los más pequeños”, por tal motivo las Conferencias del presente año se prolongarán durante todo el curso escolar en los diferentes centros de Asturias. Según comenta, a los más pequeños “les gusta mucho el hecho de mojar el pan en un plato con aceite, de hecho dicen que se lo van a pedir a sus padres a diario” lo que supone “un pequeño paso en el campo de la nutrición para que el consumo de aceite sea más importante”.

Formación extensa

Licenciado en Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela, se especializa en Nutrición y Dietética en el Hospital Robert Debré de la Universidad de Reims en Francia. Posteriormente prosigue sus estudios en la especialización de Nutrición Deportiva en la Universidad Paul Sabatier de Toulouse. Actualmente pertenece a la Asociación Francesa de Nutrición, a la Sociedad de Nutrición y Dietética de Lengua Francesa y a la Asociación de Lengua francesa para el estudio de Diabetes y enfermedades metabólicas. Es miembro de la Comisión de Nutrición del Comité Olímpico Español, además de ser el médico nutriólogo de la Federación Española de hockey sobre patines. Asimismo es el autor de los libros “Tu Alimentación es tu medicación” y “Dieta del Cantábrico”. Habituales son sus conferencias por toda Europa y su participación experta en forma de reportajes en revistas y periódicos especializados.

 

Alimentación individualizada

En contra de la creencia o prácticas comunes, las dietas milagro no existen, según comenta el doctor “la alimentación tiene que ser individualizada, cada persona es de una manera por diferentes factores, constitución, tipo de trabajo, etc., no todos somos iguales por ello los profesionales tienes que ir hacia lo que denomino superespecialización y tratar de aplicar a cada persona la alimentación que más le conviene”. Además, considera clave añadir que cualquier Dieta que se promulgue tiene “que estar avalada por un estudio de una Universidad, de lo contrario sería engañar a la gente, este es uno de los principales problemas en el ámbito de la nutrición”, asimismo apunta que “a través de internet se difunden informaciones al respecto que acaban convirtiéndose en dogmas de fe, pero sin estar contrastadas por estudios que las avalen, cuando todo lo relacionado con la salud así debiera ser”.
Defensor a ultranza del AOV
“Es uno de los alimentos que más enfermedades previenen, por ello su ingesta se debe realizar de forma diaria, es uno de los mejores alimentos que tenemos” afirma con contundencia. Su amplio conocimiento de la materia le permite enumerar diversos estudios realizados en todo el mundo, así, en el Hospital Karolisnka de Suecia se demostró que las mujeres que desayunaban Aceite de Oliva reducían en un 25% la posibilidad de padecer un cáncer de mama. Según relata, “la Universidad de Bari en Italia publicó un estudio que demostró que el Aceite de Oliva mantiene la integridad de la estructura de las membranas del cerebro que protegen de los trastornos de la memoria en la tercera edad”. Por otro lado, investigadores del Howard University College of Medicine de Washington D.C. demostraron que “el aceite detiene el crecimiento de la bacteria Helicobacter pylori, causante de las úlceras estomacales y según un estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition, las personas que toman Aceite de Oliva reducían la posibilidad de sufrir artritis reumatoide en un 75% merced a su potente efecto antiinflamatorio”.
Diabetes, diversos tipos de cáncer, problemas en la gestación, crecimiento infantil, etc., son otras de las áreas en las que el Aceite tiene una gran incidencia positiva desde el punto de vista de la prevención de sus síntomas no obstante vaticina que “actualmente conocemos únicamente el 15% de sus propiedades, resta mucho por investigar”.
Como uno de los pioneros en el estudio del Aceite de Oliva, con más de dos décadas a sus espaldas, ha sido nombrado Embajador de la Cofradía del Aceite de Oliva de Baena en Córdoba y este año se vio sorprendido cuando “algunos de mis pacientes me regalaron cestas con Aceite de Oliva de La Chinata, un producto que me ha sorprendido por su calidad y presentación”.

Como conclusión destaca que “hasta ahora al Aceite de Oliva no se le daba la importancia que tiene desde el punto de vista nutricional, únicamente desde el gastronómico, nuestro objetivo es ir más allá y centrarnos en sus efectos beneficios sobre el organismo, algo mucho más importante que su palatabilidad”.