El consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra aumenta un 6,9% con respecto al 2016

Los hogares españoles consumieron una media de 2,50 litros de Aceite de Oliva Virgen Extra por persona en 2017, siendo así el tercer tipo de aceite más consumido, con un volumen del 21,4%, un 6,9% más que el año anterior

Cada vez son más los hogares españoles que prefieren consumir Aceite de Oliva Virgen Extra o Aceite de Oliva en lugar de otros aceites como el de girasol o el de semillas. Así lo indica el Informe del Consumo de Alimentación en España de 2017 que analizamos a continuación.

Si echamos un vistazo a la evolución del consumo desde 2008, se puede apreciar un descenso continuado en el volumen de compra de aceite desde 2010, arrastrado por el Aceite de Oliva. Además, el repunte del consumo domésticos de aceite de semillas de 2013 comienza a decrecer en 2016, siendo el menos elegido de todos.

Aceite de Oliva Virgen Extra

Con ello, el 63,9% de la cantidad de aceite consumido corresponde a aceites de oliva, más concretamente un 9,8 al Virgen, un 21,4 al Virgen Extra y 32,7 al aceite de Oliva. El restante corresponde un 31,9% a aceite de girasol, el 2,9% a aceite de semillas, el 1,2% a aceite de orujo, y el 0,1% restante se divide entre el resto de aceites (aceite de maíz y aceite de soja).

Aceite de Oliva Virgen Extra consumido

Consumo medio por persona

De este modo, por persona, se han consumido en 2017 un total de 11,73 litros entre los distintos tipos de aceites, de los cuáles un 7,50 litros es de las variedades de Aceite de Oliva. La variedad de Aceite de Oliva concretamente supone un 32,7% del volumen total y encabeza la lista, con un consumo medio por persona de 3,84 litros. Por su parte, 2,50 litros son de Virgen Extra, que supone un 21,4% del total, posicionándose en tercer lugar. Y de los Oliva Virgen suponen un 9,8% del total, con un consumo per cápita de 1,15 litros.

Aceite de Oliva Virgen Extra

Con respecto al resto de aceites, el consumo medio por persona del aceite de girasol es de 3,74 litros, de aceite de semillas es de 0,34 litros, de aceite de orujo 0,14 y del resto de aceites 0,02.

Cabe destacar que en 2017, el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra aumentó en los hogares españoles un 6,9% con respecto al año anterior. Por persona, la ingesta media es de 2,50 litros, un 2,9% más que el año anterior.

Si retomamos los datos del volumen consumido de cada tipo de aceite con respecto al año anterior, el aceite de oliva virgen, que ha supuesto el 9,2% del volumen total, ha conseguido un gran incremento del 13,3% con respecto al año pasado. Y por su parte, el Aceite de Oliva, con un 32,7% del volumen total, pese a que es el aceite más consumido en los hogares, ha sufrido un descenso en su demanda del 20,5% en comparación al 2016.

Como curiosidad, en los meses de abril a agosto se aprecia un descenso de la compra, que vuelve a normalizarse a partir de septiembre.

Consumo por Comunidades Autónomas

Las Comunidades Autónomas que encabezan el consumo de Aceite de Oliva Virgen Extra son Cantabria, País Vasco y Andalucía así como La Rioja. Mientras que las menos consumidoras son Castilla La Mancha, Islas Canarias, Islas Baleares y Comunidad Valenciana.

De igual forma, las comunidades más consumidores de Aceite de Oliva son Galicia, Castilla y León, Cantabria y País Vasco. Por el contrario, Navarra, la Región de Murcia así como la Comunidad Valenciana y Extremadura son las que realizan menor consumo de este tipo de aceite.

Con respecto al Aceite de Girasol, Galicia, Castilla y León, así como Principado de Asturias y Baleares son las que mayor consumo hacen, frente a la Comunidad de Madrid y Cataluña que son las menos consumidoras de este aceite.

Por último, Murcia, Islas Baleares, Islas Canarias y Navarra son las CCAA que mayor consumen aceite de semillas. Por el contrario, Extremadura, Principado de Asturias, Comunidad de Madrid y Cantabria son las CCAA que menos consumen este tipo de aceites

Canales de distribución de los Aceites de Oliva

Como apunte, cabe señalar que el canal supermercado y autoservicio es el más importante en la distribución de los aceites de oliva, lo cual supone un 48,8%. Sin embargo, su evolución ha sufrido una caída del 2,8% con respecto a la cifra del año pasado. En auge nos encontramos con internet, que pese a que posee un tímido 2,1%, ha aumentado un 17, 6% con respecto al año anterior.