¿Cuál es el truco para lucir una piel perfecta? Rutina diaria para presumir de piel

Cuando vemos una piel cuidada siempre pensamos ¿cómo consigue tener una piel así? Nos sorprendería saber que muchas veces no hay un producto milagro que sea el responsable de esos resultados, sino la constancia en una rutina de belleza diaria a base de limpieza e hidratación, combinada con una vida saludable, que se ve reflejada directamente en la piel.

Cuidado de la piel La ChinataVeamos a continuación varios consejos para lucir una piel radiante:

1. Mantener la piel limpia

La limpieza de la piel diaria es fundamental y este paso es uno de los imprescindibles que debemos hacer diariamente por las noches para poder presumir de piel, incluso aunque no nos hayamos maquillado. Hay multitud de productos en el mercado, pero también es importante elegir el que más cómodo te resulte de aplicar, ya que se debe hacer todos los días. En La Chinata, por ejemplo, contamos con Agua Micelar, uno de los grandes descubrimientos de los últimos años, y probablemente de los que más protegen la piel, así como una Mousse de Cereza Limpiadora o un Agua de Oliva Tonificante. También disponemos de la Leche Limpiadora Purificante, que aunque es más recomendable para desmaquillar, deja una piel muy limpia e hidratada y es muy recomendable para pieles secas. Todos se pueden utilizar para desmaquillar, pero para maquillajes más pesados, es mejor aplicar la Leche o la Mousse Limpiadora.

Limpieza cara

2. No olvidar el paso de la exfoliación

Es muy importante exfoliar la piel para limpiar los poros en profundidad y se recomienda hacerlo una o dos veces a la semana. Además, es perfecta como paso previo a la aplicación de un tratamiento intensivo. Recomendamos para el cuerpo el Gel Exfoliante de hueso de cereza y sal marina, porque se aplica en la ducha como gel pero al mismo tiempo exfolia, por lo que es muy cómodo.

También se puede utilizar el Gel Exfoliante con AOVE, que deja una piel muy suave y sedosa , así como el Jabón Exfoliante de hueso de aceituna  o el Jabón Artesano de Higo y Trigo, muy buenos para este cometido.

Exfoliantes

3. Cuida las zonas sensibles

Hay zonas delicadas que requieren de un cuidado especial, como el contorno de ojos, los labios y las manos. Protégelas y cuídalas diariamente con productos especiales.

4. Las manos, las grandes olvidadas

La piel de las manos se castiga mucho porque están muy expuestas. Trata de hidratarlas y lavarlas con jabones que no las dejen secas. En verano, es importante aplicar cremas de manos con protección solar como la de La Chinata, elaborada con AOVE Ecológico, al igual que la de Miel o la de AOVE. Asimismo, diariamente nos las lavamos muy a menudo y es importante elegir jabones que que las cuiden como nuestra gama de jabones con AOVE, o con nuestro Pack Cuidado de Manos, en el que se le añade hidratación a la rutina de limpieza. 

Cuidado manos

5. Los ojos

Es una zona muy delicada y necesita un tratamiento especial. Para desmaquillar, hay que aplicar un producto adecuado para esta zona al igual que para hidratarlo, como nuestro Desmaquillantes de Ojos Dermopurificante o nuestro Contorno de Ojos con Extracto de Olivo.

Cuidado Ojos

6. Los labios

Los labios se enfrentan diariamente a los cambios climáticos y los factores externos y una buena hidratación es crucial para evitar su sequedad. Lleva siempre contigo bálsamos labiales, como el reparador de La Chinata o el de AOVE o Miel. Y si prefieres un poco de brillo, los bálsamos de cereza y de AOVE son los que buscas.

Cuidado labios

7. Hidrata La Piel

Hidratar la piel es el último paso tras la exfoliación y limpieza facial. Un truco para darle luminosidad y un aspecto más sano es aplicar sérum antes de la crema hidratante. Notarás la diferencia. No obstante, depende de si es de noche o de día deberás aplicar una crema u otra, ¿la diferencia? Una lleva protección solar y la otra no, al igual que cambian algunos activos que protegen la piel de los factores externos, de la misma manera que las de noche suelen incorporar componente reparadores y reestructurantes.

Cuidado cara

8. Cuida la alimentación

Somos lo que comemos y sin duda una alimentación sana se exterioriza en la piel. Para cuidarla por fuera hay que cuidarse por dentro y se recomienda, sobre todo, beber abundante agua y añadir a la dieta AOVE, setas, zanahorias, tomate, chocolate amargo, infusiones y pescados azules como las sardinas, el atún o el bonito.

Comida para la piel

De esta manera, ¡nuestra piel estará resplandeciente!