Mejora tus recetas más dulces con Aceite de Oliva Virgen Extra

El Aceite de Oliva Virgen Extra eleva a otro nivel todas las recetas, incluidas las de repostería. Hay multitud de dulces en los que podríamos sustituir la mantequilla, que lleva grasas saturadas, por el Aceite de Oliva Virgen Extra, que es una grasa saludable.

Estas dos recetas que os traemos son un buen ejemplo de ello y su sabor tiene matices únicos que solo el AOVE puede aportar. ¿Quieres hacerlas en casa? Te contamos las recetas al detalle, ¡ponte el delantal que empezamos!

Brioche de Aceite de Oliva Virgen Extra

 

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

1. Vertemos la harina en el recipiente de la amasadora y mientras se remueve agregar la sal, la levadura, la miel, los dos huevos, dos yemas y el Aceite de Oliva Virgen Extra La Chinata.

2. A continuación, echamos poco a poco el agua a 46 grados. Utilizar el accesorio gancho y mezclarlo a baja velocidad.

3. Amasar la mezcla durante 7 minutos a velocidad media o baja hasta que la masa quede homogénea y brillante y no se pegue a las manos. Después dejamos reposar 5 minutos.

4. El siguiente paso es comprobar que la textura de la masa es la correcta. Para ello, cogemos una porción y la estiramos, debe quedar traslúcida a contraluz y no romperse, pero si se rompe quiere decir que necesita más amasado.

5. Hacemos una bola y la colocamos en un recipiente previamente engrasado. Cubrimos con papel film y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que duplique su tamaño. Puede tardar unas dos horas.

6. Transcurrido ese tiempo, ponemos la masa sobre la encimera y golpeamos varias veces para eliminar el exceso de gas.

7. Después dividimos la masa en tres y las estiramos con un rodillo. Debe quedar un rectángulo con un ancho igual al molde en cada una de las tres partes. Tenemos que enrollar cada una de las masas, por lo que deben quedar tres partes.

8. Ahora ponemos un papel vegetal sobre un molde y colocamos los tres rollos. Lo metemos en una bolsa de plástico y dejamos reposar a temperatura ambiente una hora.

9. Precalentamos el horno a 175ºC.

10. El siguiente paso es batir la mezcla de la yema de huevo con un poco de agua y pincelamos la masa.

11. Metemos en el horno 10 minutos a 175 grados. Después bajamos la temperatura a 150 grados durante 15 ó 20 minutos. Debemos conseguir un aspecto dorado y con una temperatura de 87 grados en su interior.

12. Dejamos enfriar y listo. Una vez frío podremos cortarlo en rebanadas.

Para servir, recomendamos acompañarlo con nuestro Dulce de AOVE o nuestras Mermeladas de fruta como la de cereza con jengibre y hierbabuena.

Receta tradicional de Tortas con Miel de Romero

Y con la misma masa, te proponemos una receta alternativa; en lugar de hornear, dividimos la masa en porciones y hacemos bolitas. Es importante engrasarse las manos porque la masa tiene una textura muy pegajosa. A continuación, las aplastamos y por último, las freímos en Aceite de Oliva Virgen Extra

Antes de que se enfríen las rociamos con un poco de miel y ¡listo!