Labial con forma de aceituna

Formato


El formato en ampollas se debe a la delicada composición del producto, que en contacto con el exterior puede perder propiedades, especialmente con la luz y el oxígeno, de ahí su envase en monodosis.
Su textura es muy ligera, apta para todo tipo de pieles. Con una ampolla al día conseguimos una una piel visiblemente más suave y una mayor homogeneidad en el tono de la piel.

Se recomienda aplicar una ampolla al día con la piel bien limpia y antes de la crema diaria, tanto en el cuidado de día como en el de noche. Puede aplicarse sobre el rostro, el cuello y el escote, masajeando la zona suavemente con la yema de los dedos hasta su completa absorción.


Si no consume toda la ampolla puede aplicar el producto restante en las siguientes 24 horas.